La imagen pertenece a la película «Mundo conectado» o «El mundo en el alambre» del director Rainer Werner Fassbinder, del año 1973.