La imagen pertenece a la la película «La naranja mecánica» del director de cine Stanley Kubrick, del año 1971.

La película es una adaptación del libro «La naranja mecánica» del escritor británico Anthony Burgess, del año 1962.

La escena corresponde a un fragmento de las imaginaciones del protagonista, Alex DeLarge, mientras se encuentra leyendo la Biblia e imagina los padecimientos de Jesuctisto, siendo él uno de quienes le propinan los azotes.