Esta imagen pertenece a la película «Fitzcarraldo» del director alemán Werner Herzog, del año 1982.