Película del año 2005 del director de cine francés Michael Haneke.